El jardín secreto de Lola

En cuanto alumbran los primeros rayos del sol, Lola, que ha dormido toda la noche soportando el frío y alguna llovizna, recoge la cobija empapada y comienza a caminar por el barrio. —Amaneciste mojada, Lola —le lanza la frase a modo de saludo, Alfredo, el viejo barrendero. —No le tengo miedo al agua —le contesta […]

El jardín secreto de Lola

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s